martes, 10 de mayo de 2016

21ª REVISIÓN: PIOJOS, QUEDADAS Y MUCHAS COSAS BUENAS

¡Pa matarme!...No tengo perdón, si lo sé.
Llevo un montón de tiempo posponiendo este post, diciéndome, bah, mañana lo escribo, venga no mañana...bueno, al otro....y así sucesivamente hasta llegar a día de hoy que ya no podía seguir luciendo mi cara de vergüenza con dignidad. Allí por donde iba la gente me preguntaba:

-Chica, ¿y esa cara de vergüenza que llevas? 

 A lo que yo sólo podía sonrojarme y encogerme de hombros, avergonzada, por supuesto.

Y lo sé, sé que esto ya lo he dicho antes pero juro que tengo escusa, una muy buena y no solo se debe a la maravillosa normalidad que rodea nuestras vidas, que también, sino a que ando inmersa en un grandioso proyecto literario (bueno, ya que me pongo a confesarme la verdad es que es más de uno, en realidad son tres diferentes). Desde siempre me ha gustado esto de expresarme con las letras, contar historietas y fantasear...creo que en el tiempo que ya nos vamos conociendo eso ha quedado patente y es innegable que escribir me gusta y, según dicen, no se me da mal del todo. Pero bueno...no quiero decir mucho porque estas cosas luego se gafan y una se queda con cara de haba seca y tampoco es plan. Que entre la cara de vergüenza y la de haba voy a parecer un monstruito y aunque es lo de menos a una le gusta verse bien linda.

Venga, me centro.
Tal y como dice el título tuvimos nuestra 21ª revisión, que parece mentira.
Ni que decir tiene que todo va perfecto. El Duende está genial, fenomenal, estupendo...SANÍSIMO....sí, sí, lo digo así, sin rodeos ni titubeos....SANÍSIMO, que palabra tan bonita, si es que place decirla sonriendo.

E igual que hace tres meses te conté que no se había puesto malo pues así ha seguido, más fresco que una lechuga y eso que en su clase del cole sus compis han ido cayendo como moscas con los constipados, los virus raros que rondan últimamente por el lugar y demás...Él, nada de nada salvo los mocos de rigor.

Imagínate como estamos, felices es decir poco.

La vida de la normalidad es la caña, somos tan tan normales que hasta piojos hemos cogido, ¡¡¡como la gente normal!!!. Eso hace un año no nos pasaba, jajaja.
Y si has notado el tono efusivo al decir lo de los piojos yo te lo confirmo. Que sí, que los piojos son un engorro horroroso pero joer, cuando un niño va al cole, se junta con muchos niños y tiene pelo (al estilo Frodo) que coja piojos es lo más normal del mundo. ¿Cómo no me a hacer ilusión?


Hablando de ilusión te cuento que además de la revisión tuvimos nuestro ya tradicional evento oncológico. La Onco-comida, Verbena de los Neutrófilos o La quedada de los Superhéroes. Llámalo como quieras pero no te olvides al decirlo de las palmas y los bailoteos.

Como siempre nuestra maravillosa Regi se encargó de organizarlo todo. Dios, ¡que genial es tenerte! Me da que nunca te agradecemos lo suficiente el esfuerzo que haces.

Siempre lo digo pero no te puedes ni imaginar la alegría que nos supone juntarnos. Verlos cada vez más grandecitos, contándose sus historias, compartiendo los juegos aprendidos en sus coles...uff, los pelos como escarpias se me ponen. El nova más.

¿Y lo bien que lo pasamos los padres? Vamos, vamos...indescriptible.

Pero también tengo que contar que no todo son risas, también aprovechamos para ponernos serios y comentar los muchos cambios que se pueden y deben hacerse en la sanidad pública. Las mejoras que son necesarias y los problemas que se deberían solventar. No te vayas a creer que nos limitamos a hablar de ello y punto...no, nada de eso, todavía se está estudiando el modo pero la pandi tiene intención de hacerse oír. (sólo digo eso)

Poco más puedo contar porque no quiero que este post se alargue, te aburras y te vayas, que tampoco es plan.

En resumidas cuentas...Seguimos avanzando, poco a poco pero seguros y eso es lo genial de esta aventura.

FELIZ, SIEMPRE SIEMPRE FELIZ.